Qué es la plusvalía | APIAL Pasar al contenido principal

 

Qué es la plusvalía

 

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, en su acrónimo IIVTNU, y comúnmente conocido como Plusvalía Municipal, es un impuesto que se encargan de recaudar los Ayuntamientos, gravando el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, y que se manifiesta por norma general en las compraventas, donaciones o herencias de estos terrenos.

 

¿Qué es el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana? ¿Es lo mismo que Plusvalía?

Es un impuesto que grava el incremento del valor que haya experimentado un inmueble de naturaleza urbana (no rústico), durante el tiempo que una persona ha sido propietaria, o titular de otro derecho real, de un piso, local o terreno. Se liquida cuando se transmite la propiedad (compra-venta, herencias, donaciones).

 

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es lo mismo que la plusvalía. La ley que regulaba anteriormente este impuesto lo denominaba plusvalía.

 

Cómo se calcula

Para calcular la plusvalía hay que tener en cuenta el valor catastral de la vivienda y el tiempo transcurrido desde que se adquiere el bien hasta que se vende o dona. Sobre el valor catastral se aplican unos tasas de revalorización que establecen los ayuntamientos por el número de años que se ha tenido la vivienda, para obtener la base imponible sobre la que se aplica el impuesto. Sobre esta base imponible se aplica el tipo impositivo fijadotambién por el ayuntamiento dentro del 30 % que es el límite máximo. La cantidad resultante es la cantidad que el contribuyente debe pagar como plusvalía.

  • La fecha de adquisición del inmueble y la fecha de venta.
  • Los años que pasan entre ambas fechas.
  • El valor catastral del suelo del inmueble.
  • La revalorización del suelo durante los años que has sido dueño.
  • El gravamen que imponga tu ayuntamiento.
  • Si las hubiera, las bonificaciones sobre el impuesto.

A quién le corresponde

Según el caso, el sujeto pasivo será:

  • El vendedor: si la transmisión ha sido mediante venta, es el vendedor el que tiene que hacerse cargo. En algunas compraventas, las partes acuerdan cuál de ellas abonará el impuesto. Pero si el pago no se produce, la administración siempre se lo reclamará a quien figure como sujeto pasivo.
  • El comprador: cuando el vendedor (sujeto pasivo) no sea residente en España, por ejemplo cuando se trata de extranjeros, la obligación del pago recaerá sobre el comprador.
  • El heredero o receptor de una donación: si se trata de una herencia o una donación, será el receptor quien debe pagar el impuesto.